Archive for the ‘Cómic’ category

Novedades de Planeta para el Salón

Jueves, 10 enero 2008

LaPlaneta DeAgostini anuncia sus novedades para el Salón del Cómic de Barcelona. Como de costumbre, me interesa más bien poco, aunque hay una novedad a destacar: Shazam: La monstruosa sociedad del mal. Lo cierto es que poco me ha interesado nunca el Capitán Marvel de la DC y poco sé de esta miniserie recopilada en un álbum, pero sólo el estar hecho por Jeff Smith, autor de la deliciosa Bone, me ofrece suficiente garantía. Prueba de ello es la portada que ilustra este post. Nuff Said! Ah, no; que eso es de los otros.

Y como es habitual, el grueso de mi interés se centra en las reediciones: una edición Absolute del Camelot 3000 que todo el mundo dice que es la hostia pero que a mí no me dice gran cosa salvo por el dibujo de Brian Bolland. Mucha aventura épica futurística e invasión marciana pero no deja de darme la sensación de que es una remodelación chapucera de la leyenda artúrica.

Mucho más interesante es Cinder & Ashe, miniserie también recopilada en tomo de Gerry Conway y José Luis García López sobre una pareja de mercenarios salidos de la guerra del Vietnam en plan Equipo A. Serie negra moderna de la mejor calidad.

Y por último, lo que debería ser la estrella de este salón si no hubiera sido reeditado ya un par de veces en los últimos años, la última vez por la propia Planeta DeAgostini al escandaloso precio de 1€. Se trata del Batman Año Uno de los dos genios de la historieta, Frank Miller y David Mazzucchelli. También una edición Absolute con extras anunciados como bocetos de Mazzucchelli y un epílogo realizado para la ocasión.

Reyes

Lunes, 7 enero 2008
Reyes 2

Con el Día de Reyes damos por finalizadas las Navidades. Cena familiar, villancicos del día (aunque muchos lo ignoran cada uno de las 5 celebraciones navideñas tiene sus villancicos) y regalos. Sobre todo regalos. Lo cierto es que hay dos cosas que no me gusta cambiar del Día de Reyes: el día y los regalos. Siempre que se cambia el uno o los otros ya no es lo mismo. El Día de Reyes es el colofón de las Navidades. El día que todos esperamos (y tememos) y no, no es por el valor monetario de los regalos que nos hacemos. Es por la sorpresa. Por el matarte a buscar algo para esa persona en particular que le sorprenda; que no se lo espere. Como esto que me “cayó” a mí:

Mobi Dick, por Sam Ita

Moby Dick, de Sam Ita. Una adaptación gráfica del clásico de Herman Melville híbrido entre la novela gráfica y libro desplegable que es una auténtica delicia. Siento por vosotros que las fotos no hagan justicia al original.

El Peaquod
El Peaquod en todo su esplendor.
Mobi Dick hundiendo el Peaquod
Mobi Dick hundiendo el Peaquod.
Otra vista de Moby Dick hundiendo el Peaquod
Otra vista de la foto anterior.

¿Y vosotros? ¿Tenéis un regalo (uno solo) que destacaríais sobre el resto?

Invencible

Viernes, 4 enero 2008

Robert Kirkman y Cory Walker
Aleta Ediciones. Colección Invencible nº 1 y 2
Rústica.

Invencible

Cory Walker y Robert Kirkman pergeñan en Invencible un correcto tebeo de superhéroes a la vieja usanza y que podría considerarse un digno sucesor del Spiderman de Stan Lee y Steve Ditko aunque con un tono mucho más desenfadado (al menos en estos dos primeros números).

Mark Grayson es un adolescente que hereda los poderes de su padre, Omniman, el superhéroe más poderoso del planeta (o sea, Superman, de hecho, el tratamiento de este personaje es similar, aunque más humorístico, al que ya hiciera Kurt Busiek en Astro City). El resto se lo puede imaginar uno. Empieza a patrullar por las noches, entabla contacto con otros superhéroes, etc. etc. Los tópicos de siempre en un tebeo ligero, que se lee tan rápido como se olvida. De hecho es la segunda vez que lo leo desde el verano y os aseguro que fue igual que cuando me lo dejaron a principios de verano.

Calificación: 5/10

Ocean

Jueves, 3 enero 2008

Warren Ellis y Chris Sprouse
Norma Ed. Colección El Día Después nº 14
Rústica. 160 p. 14€
OceanHace un tiempo Warren Ellis se había converido en uno de los escritores más interesantes del mercado norteamericano. Obras como Stormwatch y su continuación en The Authority se convirtieron en un referente del género gracias a la modernización del esquema superheroico. Al mismo tiempo, otras obras se alejaban del esquema propuesto evitándole repetirse. Planetary abordaba el género desde una perspectiva diametralmente opuesta y Transmetropolitan se enmarcaba abiertamente en la ciencia ficción.

Luego las cosas empezaron a torcerse. The Authority y Transmetropolitan terminaron y Planetary empezó a ser postergada debido a la cantidad de proyectos en los que se embarcaba Ellis (y a problemas personales). Ellis se apartó del mundillo superheroico lo que derivó en una mayor dificultad a la hora de conseguir sus obras con lo que, al cabo del tiempo acabé perdiéndole la pista.

Así y todo, después de su decepcionante trilogía de Ultimate Galactus le recupero a través de este Ocean (y otro par más de obras que algún día comentaré), una historia de ciencia ficción clásica, entretenida pero a la que hay que tolerar ciertas ínfulas. Y es que parece mentira que el autor de The Authority sea ahora el que fagocite sin pudor a clásicos y no tan clásicos en un intento de parecer “moderno”. Hace ya tiempo que los autores noveles han dejado de imitar al Tarantino de Reservoir Dogs y Pulp Fiction y resulta paradójico que, habiendo cedido él la batuta de una de sus principales creaciones a Mark Millar, sea ahora el que le copia descaradamente uno de sus trucos más obvios: el usar a un actor de cine como modelo para su personaje principal. Por que el Nathan Kane de Ocean no se parece a Samuel L. Jackson sólo en el físico.

Si Ellis se limitase a inspirarse en la ya clásica Atmósfera Zero de Hyams posiblemente el resultado habría sido mejor. Pero además la adereza con toques hard a los que cualquier lector con un cierto bagaje fantacientífico está más que acostumbrado. La teoría de que el cinturón de asteroides son los restos de un planeta que explosionó, la posibilidad de vida en los océanos de Europa, los agujeros de gusano como medio de transporte, el análisis de una cultura a través de su semiótica. Son demasiadas referencias, aderezadas, además, con tópicos como la afición del protagonista por los albores de la época espacial (y que tan bien le viene para salvarse en el último momento), su aversión a las armas de fuego (que remite al detective Philip Marlowe, quien se pasaba la historia de El Sueño Eterno requisándoles las armas a sus oponentes), o el patético chiste de hacer que los malos sean la Corporación Doors, los del sistema operativo que hacen que los ordenadores se pongan azules y se cuelguen dos veces al día (sic).

Con todo, ya digo que Ocean es una obra de aventuras entretenida, que hará pasar un buen rato a cualquier lector medianamente exigente, aunque lo sería más si Ellis no hubiese puesto el piloto automático al escribirla.

Calificación: 4/10

Solo, núm. 7: Michael Allred

Martes, 1 enero 2008

SOLO #7: Michael AllredVuelvo a la carga después de una prolongada ausencia forzosa para recomendar el número 7 de la colección Solo, de Planeta deAgostini, una serie de antologías de autores a quienes se les da completa libertad para hacer lo que deseen en el número que les toca. En teoría eso les permitiría hacer una obra más personal que cuando están constreñidos a los planes editoriales de DC, aunque en la realidad apenas pasa de una excelente oportunidad de tener un muestrario de autores un tanto desconocidos por estos lares, ya no por fama sino por la escasa publicación de su obra. Evidentemente, Richard Corben o Howard Chaykin son autores de sobra conocidos (y que, paradójicamente ofrecen los peores números de la colección) pero Paul Pope y Darwyn Cooke tienen tan poco publicado en este país que se agradece cualquier oportunidad de leer algún trabajo suyo.

Michael Allred, el autor al que está dedicado este número, es más conocido sobre todo gracias a su trabajo, junto a Peter Milligan, en X-Force y su posterior reconversión a X-Statix (trabajo que es obviado en la reseña biográfica de la última página) aunque también hemos podido disfrutar su Madman, si no completo, sí un buen pedazo, y Red Rocket 7.

Al igual que hizo Darwyn Cooke, Allred aprovecha el formato para estructurar sus relatos como si se tratase de una revista clásica de tebeos (el resto de autores se limitan a hacer una mera recopilación) tipo Archie o Salt n’ Peeper protagonizada por superhéroes, siempre con ese sentido del humor de Allred que caracterizaba su Madman. Allred se ríe, no de los superhéroes sino con ellos, mostrándonos a Robin organizando una fiesta a espaldas de su mentor, Batman, o cómo las gastan los Nuevos Dioses cuando apuestan entre sí. Un tebeo, en definitiva, desternillante para aquellos que alguna vez disfrutaron con el género sin tomárselo demasiado en serio.

Civil War: Septiembre

Domingo, 4 noviembre 2007

Logo Civil WarA este mes podría llamársele el mes de los despropósitos. En los ejemplares que habitualmente llevan el peso de la Civil War, a saber, Spiderman, Los 4 Fantásticos, Frontline y la serie central, los acontecimientos empiezan a tomar giros inesperados (e interesantes) con la reaparición de Thor y la muerte de Goliath, un secundario prescindible, que abre la vía a una realineación de diversos personajes importantes. De hecho, podemos asistir a uno de los cambios de bando mejor planteados en toda la serie, el de Susan Richards quien ya no puede seguir apoyando a su marido y toma su decisión precipitadamente ante la urgencia de salvar al equipo del Capitán América del Dios del Trueno. Lamentablemente, este crescendo no se transmite al resto de las colecciones editadas este mes dentro del marco de la Civil War, que fueron:

  • Civil War nº 4
  • Civil War: Primera Línea, nº 3. Con CW Frontline 5 y 6.
  • Spiderman, vol. 2, nº 11. Con Amazing Spider-Man 535 y otros dos.
  • Los 4 Fantásticos, vol. 6, nº 15. Con Fantastic Four 540 y uno de La Cosa.
  • Lobezno, vol. 4, nº 21. Con Wolverine 8 y otro.
  • Los Nuevos Vengadores, nº 21. Con New Avengers 23.
  • Capitán América, vol. 7, nº 23. Con Captain America 23.
  • Civil War Daily Bugle Special.
  • Civil War: Jóvenes Vengadores & Runaways. Libro con la miniserie.
  • Héroes de Alquiler: Civil War. Recopilatorio con los 6 primeros números de la colección Heroes For Hire.
  • Pantera Negra, nº 3. Libro recopilatorio de Black Panther 19 a 22.
  • Ms. Marvel, nº 2. Libro recopilatorio de Ms. Marvel 6 a 10.

Destacar los tebeos del capi y los Nuevos Vengadores, ambos centrados en la implicación de Nick Furia en esta historia. Recordemos que Furia, desde la Secret War (otro evento Marvel), ya nos es director de S.H.I.E.L.D. y está huido, pero no por ello ajeno a la Guerra Civil. En ambos episodios se recurre a la figura del colaborador a las órdenes de Furia, el Soldado de Invierno en la serie del Capi y Jessica Drew, Spider-Woman, en los Nuevos Vengadores. No son una obra maestra ni aportan nada a la Guerra Civil pero comparado con lo que viene a continuación son lo único destacable del mes.

Lobezno tiene un epílogo a la historia que protagonizaba en su colección de lo más surrealista, que más parece que Guggenheim estaba fumado cuando lo escribió y Humberto ramos en plena crisis de los treinta cuando lo dibujó. Lobezno dándole la paliza sobre la muerte mientras está en la cama con la agente atlantiana que enviara Namor en busca de Nitro. Pero claro, recuperarse después de haber sido quemado hasta las pestañas le hace más místico a uno.

Otro despropósito similar es el de Pantera Negra, presentando uno de los ejercicios de diplomacia superheroica más patéticos que hayamos podido ver. Prestarse a liderar una coalición con Latveria y Atlantis es algo que ningún gobernante en su sano juicio se plantearía, pero que realmente da mucho juego dramático. Lo que no es de recibo el la actitud infantil-adolescente de los dos monarcas de Wakanda, sorprendiéndose constantemente del funcionamiento del mundo real. Claro que la actitud de la Casa Blanca es igual. Sus autores deberían verse algún que otro episodio de El Ala Oeste… para inspirarse un poco más. Al final, batallita con el Iron Man y sus secuaces para demostrar que estamos ante un tebeo de superhéroes y no de los Lunnis.

Y cuando uno piensa que ya ha visto todo lo habido y por haber se topa con un tebeo como el de Héroes de Alquiler que, francamente, no sé como describir. Es una de esas colecciones que parecen salidas de la mente de un ejecutivo inepto que quiere sacar una colección y no sabe como. Así que se aprovechan unos cuantos secundarios, se coge un título que no se esté utilizando ene ese momento (tío, no vaya a ser que tengamos que inventarlo) y se saca a la calle algo como eso, con una aventura idiota y un grupo de personajes absurdo. Huir.

Los otros dos tomos ya nos traen la mediocridad habitual de este tipo de macro sagas. El de Jóvenes Vengadores & Runaways, que podría haber resultado en un fiasco como el anterior (JV es otro de esos grupos que nunca debieran haber existido) pero, sorprendentemente, simplemente es un tebeo anodino que se lee con la misma facilidad con la que se olvida. Yo no lo recomendaría ni para pasar el rato, pero se deja leer.

Y el tomo de Ms. Marvel más de lo mismo. Aquí hay que lamentar que el duelo entre dos amigos, Ms. Marvel y Arachne, y la lucha de esta por conseguir huir con su hija, esté narrado sin la fuerza necesaria en este tipo de historias. Y por el medio meten a Araña, una especie de jovencísima Spider-Girl remodelada, con el único propósito de introducir la dosis de moralina necesaria que “sólo” puede aportar la cándida visión de un adolescente.

Por último, ese especial Daily Bugle, un falso periódico de 14 páginas que debo reconocer no haber tenido fuerzas para leerlo. Demasiadas letras juntas en inglés con una pobre perspectiva de resultados como para perder el tiempo en él. Si alguna vez llego a leerlo lo comentaré, pero cada vez que Marvel intenta un experimento de estos el resultado es lamentable.

Civil War: Agosto

Lunes, 24 septiembre 2007

Logo Civil WarPor fin la colección del Capitán América se integra dentro de la Guerra Civil, algo que resulta lógico dado el protagonismo de este personaje. Pero no os preocupéis, no cuenta nada interesante. Brubaker se sale por la tangente y se centra en cómo afecta eso a personajes secundarios. Este mes le ha tocado a Sharon Carter, la Agente 13, enlace de S.H.I.E.L.D. con el Capitán América y novia/no novia de este. El que viene le tocará al Soldado de Invierno y el tercero al Capitán América. La verdad es que tengo ganas de ver como convierten al Capitán América en secundario de su propia colección, pero eso es lo que dicen en la sección de correo.

El checklist para agosto es el siguiente:

  • Civil War 3.
  • CW: Primera Línea 2. Con los números 3 y 4 de la colección CW: Frontline.
  • Spiderman 10. Con Amazing Spider-Man 534 y otros dos “de regalo”.
  • Los 4 Fantásticos 14. Contiene The Fantastic Four539 y el segundo episodio de la serie de La Cosa.
  • Lobezno 20. Con Wolverine 46 y 47.
  • Nuevos Vengadores 20. Con el número 22 de The New Avengers.
  • Capitán América, 22 Con el número 22 de Captain America.
  • Cable & Masacre: Civil War. Con los números 30 a 32 de la serie americana Cable & Deadpool.
  • Civil War: X-Men Libro. Incluye la miniserie de 4 números Civil War: X-Men.

Este mes es facilito. Los dos tebeos de los mutantes (Cable y Masacre: Civil War y Civil War: X-Men (a ver si se ponen de acuerdo en los títulos, coño) son una chorrada que apenas aportan nada a la macrosaga; si acaso el de los X-Men supone un avance en las tramas mutantes. Como otros muchos tebeos, son uno más de los personajes protagonistas contextualizados dentro de la Guerra Civil, algo sumamente incoherente dada la historia de los mutantes. Por su parte, Lobezno sigue con su trama propia que empieza a intuirse, podría afectar al desarrollo de la contienda pero que podrá ser hábilmente resumida en un par de viñetas.

Las investigaciones de Ben Urich y Sally Floyd en CW: Primera Línea siguen tan aburridas como en el primer número y los problemas de Speedball son igual de tramposos. Quitarle sus poderes y encerrarlo en una prisión negándole sus derechos civiles, más que una alegoría a la prisión de Guantánamo es una manera fácil de indignar al espectador y ponerle del lado de la Alianza. ¡Perdón! De los rebeldes; se me ha ido un poco la olla. Con todo, se mantiene dentro del esquematismo de la serie principal por lo que no desentona demasiado con esta.

Spiderman sigue intentando decidir si el bando que ha elegido es el correcto mientras protege un transporte de prisioneros. Se aprovecha para meter un diálogo con el Capi y bla-bla-bla. Interesantillo. Por otro lado, en el tebeo de Los 4 Fantásticos se ve una perspectiva diferente y complementaria al asalto al convoy que protege Spiderman. Así que los que se hayan comprado el número de Spiderman… ¡os jodéis y apoquinais con el número de Los 4 Fantásticos! ¡Pringaos!

Por último, en el número de los Nuevos Vengadores, vemos como se organizan Luke Cage y Jessica Jones. No aporta nada pero es simpatiquillo.