Archivo para enero 2006

Krazy Kat

Viernes, 27 enero 2006

Se está uno una pequeña temporada sin consultar La Cárcel de Papel y se pierde cosas como el que Planeta esté negociando la edición en España de Krazy Kat, siguiendo la edición de Fantagraphics. Esperemos que las negociaciones lleguen a buen término y Planeta nos ofrezca un producto bastante más que digno, que la oportunidad lo merece.

Entrada portátil

Viernes, 27 enero 2006

Esta es mi primera entrada conectado desde un portátil a traves de la red WiFi de una cafetería, algo que me está resultando bastante cómodo (lo de tener el cafetito caliente al lado y algo de ruido de fondo está muy bien) aunque cuesta acostumbrarse al teclado. Lástima que mañana tenga que entregar el portátil a su legítimo dueño, que para algo se lo ha comprado él y deba seguir esperando a poder comprar un Apple.

Y es que, además del tema económico, la situación de Apple acojona un poco. Al retraso que se rumorea en el lanzamiento de los nuevos portátiles se le suma la escasez de existencias, la duda sobre cuanto durarán las antiguas aplicaciones para PowerPC, el si bajarán los precios cuando lancen los nuevos modelos y si realmente compensa comprarse ahora un PowerBook. Un sindios.

Al menos ha bajado el tabaco. ¡40 céntimos!

Banda Deseñada Comics

Martes, 24 enero 2006

Me entero a través de BBoing, que los chicos de Banda Deseñada, una agradable tienda de comics en Vigo que tuve el placer de visitar estas navidades, estrenan blog. Atentos a la dirección electrónica (http://bandadeseada.blogspot.com) que la eñe y el gallego les han hecho una pequeña jugarreta.

Pues aquí queda reseñado para aquellos pocos que me lean. Así, de paso, tengo una buena excusa para actualizar el blog sin esfuerzo y no dejarlo parado. ¡Je!

Las mujeres de verdad tienen curvas

Jueves, 19 enero 2006

La noche de ayer prometía ser una tranquila sesión de lectura. Sólo en casa, sillón cómodo, cerveza en una mesita auxiliar, Juego de Tronos en el regazo con su marcapáginas pasando el ecuador y el firme deseo de pasar tres horas de lectura continuada para hacerlo avanzar al máximo posible. Hasta que llega el momento de la cena. Como no está bien eso de leer y comer al mismo tiempo uno aprovecha para ver lo que queda de Las Noticias de La 2 y, entre pitos y flautas acaba empalmando con Off Cinema.

Y ahí la cagamos. Pocos minutos después de empezar Las mujeres de verdad tienen curvas ya había olvidado que tenía un libro por leer.

La película de Patricia Cardoso atrapa enseguida y, sin mantener en vilo en ningún momento, uno queda pendiente de la historia de Ana, hija de inmigrantes, gorda, que quiere ir a la universidad pero no puede porque sus padres (su madre en realidad) quieren que trabaje en un taller de costura. Al final, final feliz, Ana consigue una beca para la Universidad de Columbia y el permiso de sus padres. Y aunque este resumen parezca una ñoñería, la película no lo es en ningún momento.

A través de Ana podemos ver una visión descarnada de la situación que viven los inmigrantes mejicanos en Estados Unidos. Sin enaltecerlos, pero tampoco cebándose en sus miserias y vilezas. La madre de Ana piensa que es hora de que su hija deje de estudiar y se ponga a trabajar, y hará todo lo que esté en su mano para conseguirla. Para ella, el interés de Ana por la universidad no es más que desagradecimiento y una manera de huir de la familia. Sentimiento compartido en mayor o menor medida por el resto de su familia, aunque sin llegar al extremo. En la madre es una obsesión; en los demás costumbre; en todos, ignorancia. Porque nadie en la familia tiene una educación por encima de la elemental y están todos tan enfrascados en la supervivencia diaria, que no pueden ver que enviar a uno de ellos a la Universidad puede beneficiarles más que dejarse las pestañas día a día cosiendo vestidos para grandes almacenes.

Por el medio, la consabida historia del descubrimiento del amor de Ana, la amistad que surge con las demás empleadas del taller de confección y el enfrentamiento generacional entre Ana y su madre. Todo sin que en ningún momento aparezca el drama llorón habitual en los telefilmes.

Desde la llegada del DVD apenas sigo las emisiones televisivas de películas. No se trata de algo consciente y/o razonado del tipo “en dvd se ven mejor y no tienen anuncios” o “si me interesa algo me lo bajo del e-mule” (algo difícil sin conexión de banda ancha y cierto sólo hasta cierto punto) ni nada por el estilo. Se trata de una actitud que ha ido tomando forma poco a poco de la que yo mismo tardé en darme cuenta de ello. Pero siempre trato de seguirle la pista a Off Cinema (aunque con las navidades se la había perdido un tanto) precisamente por películas como esta, que pocas veces llegan incluso a los videoclubes.

La Noche de Halloween Ed. 25 Aniversario

Lunes, 16 enero 2006

Este pasado fin de semana tuve la oportunidad de revisar la edición especial 25 aniversario de La Noche de Halloween, de John Carpenter. Se trata de una edición en dos discos bastante desaprovechada por cuanto lo único que merece la pena de ella es la remasterización de la película y el audiocomentario de Ángel Salas, director del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges. El resto de los extras son bastante corrientillos: Notas de producción, detalles técnicos de la película, galería de fotos (bastante insulsa) y el audiocomentario del director; lo típico que esperas de cualquier edición corriente. Incluso se echan en falta los subtítulos en inglés.

El mayor insulto está en la puñetera falta que hacen para esto dos DVDs. El segundo disco, en lugar de ir cargado de documentales (que haber los hay, aunque no hayan sido hechos ex-profeso para esta edición) contiene la película (otra vez) recortada al formato televisivo 4:3, algo que se puede conseguir fácilmente con la función zoom de cualquier reproductor decente, si eres de los que les gusta ver una película mutilada de esa manera. Para colmo el audiocomentario de Ángel Salas se encuentra en este segundo disco, con lo cual no puedes regalarselo a algún colega para no cargar con él.

Soy consciente de que la etiqueta “Edición Especial 25 Aniversario” está hecha únicamente para revender un producto que ya se ha explotado lo suficiente, al igual que las “Ediciones para coleccionistas” y similares, pero en estos casos sueles esmerarte un poco más en el producto, aunque sólo sea para que el comprador no se sienta estafado. Por comparar, la edición ordinaria en DVD de La matanza de Texas, con un único disco, sin remasterizar y a mitad precio, está mucho mejor conseguida que esta.

En fin, que la celebración del cumpleaños del señor Carpenter no ha sido muy afortunada, aunque no haya sido por su culpa, que la película en sí, sigue gustando como el primer día.

Serán puñeteros…

Viernes, 13 enero 2006

Uno se escuerna la manera de conseguir la pasta necesaria para comprar un PowerBook pequeñito, de 12 pulgadas porque el de 15 ya está prohibitivo (para el menda); se caga en todos sus muertos porque el iBook no tiene SuperDrive; se vuelve muy pío y devoto esperando que así la ITV no merme mucho sus efímeros ahorros. ¿Y qué hace Apple? ¿Qué hace? Pues esto:
El MacBook Pro, con procesador Core Duo de Intel y, aseguran, hasta 4 veces más rápido que el G4; disco duro Serial ATA y tarjeta gráfica ATI Mobility Radeon X1600 PCI Express; las aplicaciones usuales de Apple y, además, Front Row, Apple Remote, e iSight incorporados. Todo en un portátil de 15 pulgadas y 2 kilitos y medio de peso. Y todo por los 2.000 euros que también cuesta el PowerBook de 15″.

Y encima, sabiendo que el dinero no me llega para comprármelo, ni siquiera tengo el consuelo de que los PowerBooks bajen de precio, porque los han dejado igual.

Cagoentó.

¿Vinilo a mp3? No, gracias.

Miércoles, 11 enero 2006

Hay que aplicarse en esto del blog, pero como ando un poco liado con Hacienda y la ITV del coche reciclo entradas de otros blogs. Esta en concreto viene desde Bboing y nos da un enlace a todo un trasto para hacer en nuestra casa: un grabador de discos de vinilo. Ideal para todos aquellos que, como Manfred, les gusta caminar contra corriente.