El iPhone en el Congreso y otras disquisiciones

Vía: AppleWeblog — Al Congreso de los USA no le gusta el acuerdo AT&T- Apple

Entre tanto rumor, despiece, hackeo y hasta triturado del iPhone, por fin hay una noticia que me levanta los párpados al respecto. El Subcomité de Telecomunicaciones e Internet del Congreso de los USA empezó a debatir el acuerdo entre Apple y AT&T. Titular tergiversado donde los haya. Dicho Subcomité debatió la innovación en comunicaciones inalámbricas y la protección al consumidor (Hearing on Wireless Innovation and Consumer Protection) y, obviamente, salió a colación el terminal de Apple y su exclusividad con AT&T durante, se cree, 5 años, pero desde luego, el iPhone no acaparó la sesión ni se hizo una ex-profeso para debatir sobre él.

“The iPhone highlights both the promise and the problems with the wireless industry today.

On the one hand, it demonstrates the sheer brilliance and wizardry of wireless engineering. This cutting-edge device clearly breaks new ground in terms of technology and millions of consumers will undoubtedly cherish this device. It also includes a wi-fi chip, which is a welcome addition.

On the other hand, the advent of the iPhone raises questions about the fact that a consumer can’t use this phone with other wireless carriers, and that consumers in some areas of the country where AT&T doesn’t provide service can’t use it in some neighborhoods at all. That’s because the iPhone is exclusively offered on the AT&T wireless plan. Moreover, even though consumers must buy an iPhone for the full price for 500 or 600 dollars, AT&T Wireless reportedly still charges an early termination fee of apparently $175 for ending the service contract early, even though the phone cost wasn’t subsidized and a consumer can’t even take it to use with another network provider.

This highlights problems with the current marketplace structure, where devices are provided by carriers, portability of devices to other carriers is limited or non-existent, and many consumers feel trapped having bought an expensive device or having been locked into a long-term contract with significant penalties for switching. (I would note that a witness today, Verizon Wireless, remains an anomaly in the industry by pro-rating its early termination fees, and I applaud them for taking such a step.)”

El tema en sí no es baladí, pero se ha descuidado un detalle (quizás por no ser competencia directa de ese comité). A falta de poder probarlo con mis propias manos, el iPhone me parece un móvil mediocre con una excelente interfaz y unas restricciones de uso abusivas (la mayoría de las cuales no se podrán aplicar aquí, por suerte). La popularidad que tiene se debe a esa flamante interfaz (podéis comprobarlo en este vídeo publicitario y en inglés, aviso) y a la gigantesca campaña de marketing realizada por Apple que ha conseguido hacer de su gadget un autentico objeto de deseo incluso fuera de los mundillos geek y cool.

Es cierto que Apple no ha hecho nada que no haya hecho antes con sus ordenadores: desarrollar un buen software, empaquetarlo en el hardware de su elección, darle un toque cool y que, salvo ellos, su producto no lo toque ni Dios. Pero cuando una compañía es capaz de convencernos de comprar un producto muy caro, accesorio y sin tener que ocultar sus limitaciones (es más, convenciéndonos de que no son tal) quizás sea el momento de plantearnos el empezar a parar un poco los pies a este tipo de prácticas. Porque, seamos sinceros, quien se crea inmune a la mediatización de la publicidad o no reconozca su eficacia no sólo es un necio sino que, además no se da cuenta de que él mismo es aun más vulnerable que los demás.

Afortunadamente los consumidores europeos estamos más protegidos ya que, por ley, todo teléfono móvil debe poder funcionar con cualquier operadora. Sí se puede bloquear un terminal para que sólo funcione con la operadora que lo financia durante el periodo de compromiso de permanencia, pero una vez expirado este, la propia operadora está obligada a liberar nuestro móvil si así lo solicitamos. Ojo que esto es algo que poca gente sabe y llegan a pagar 20 o 30 euros, a veces en tiendas de la propia operadora, por un servicio gratuito. Para ello suele bastar con llamar al servicio de atención al cliente y proporcionarles el IMEI del móvil a liberar (teclea *#06# y el teléfono lo muestra). Ellos comprobarán que es el teléfono que te han vendido, que ha expirado el compromiso de permanencia y te enviarán por SMS el código y las instrucciones para liberarlo. Suelen ser unos pelmas. A mí me tardaron más de un mes en liberarme un viejo Nokia 3310 con excusas administrativas (se equivocaron al guardar el IMEI, etc.) pero cumplieron sin poner mala cara en ningún momento.

¿Cómo haran esto con el iPhone? Pues probablemente lo tenga centralizado Apple y las operadoras tengan que remitirnos a ella. Y probablemente tengamos que desprendernos del móvil durante un cierto periodo de tiempo (como con las baterías). Y hasta es posible que Apple trate de cobrarnos por ello (como con la baterías). Lo único cierto es que, como dijo el sabio, no tenemos ni puñetera idea de qué va a pasar ya que todos los datos y rumores nos llegan del mercado estadounidense que es radicalmente distinto al nuestro.

Rumores, cómo los odio.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Gadgets, Mac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: