Productos Apple

Comentaba hace poco a unos amigos que a la vista del desinterés progresivo que iba experimentando en los últimos productos anunciados por Apple, al paso que iba a final de año en vez de comprarme un iPhone me iba a pasar a Linux. Evidentemente no se trataba más que un comentario jocoso, pero es cierto que cada vez tengo menos interés en las novedades que anunció Apple a principios de año. Y no es que crea que son malos productos, sino que no me satisfacen lo suficiente.

El primero en caer de la lista fue el AppleTV, algo que ya me esperaba. A primera vista parece un dispositivo excelente. Un sistema simple de ver vídeos en la televisión sin los inconvenientes de los lectores DivX tradicionales en soporte DVD. Y no creo que sea malo. Se podría mejorar su capacidad de disco, pero por lo demás está bastante bien. Si eres un usuario tradicional, que le gusta ver las películas dobladas, emitidas por la tele o alquiladas en DVD.

El problema es su rigidez. Es dudoso que reproduzca DivX, que es el típico formato que buscan los consumidores de este tipo de productos, y si tratas de descargar series de televisión antes de que lleguen a España tienes el problema de los subtítulos (aunque juraría que en la web, cuando tenían el gazapo de la versión 7.1 de iTunes, vi que reproduciría subtítulos). Y lo mismo pasa cuando te gusta un tipo de cine menos convencional, difícil de conseguir en nuestros videoclubes, y mucho menos en castellano.

Este problema no es nuevo. Tengo un reproductor de DivX excelente desde hace tres años y he podido probar otros de mis amigos y familiares, algunos de ellos grabadores de DVD. Ninguno me ha satisfecho completamente así que, en este momento, creo que la única alternativa seria es un Mac Mini, que me permitiría ver DVDs, DivX vídeos de alta definición, fotos, escuchar música. Incluso ver y grabar la TDT con un adaptador USB. Y cuando surgiese un formato nuevo no habría problema en las actualizaciones.

El segundo de los gadgets presentados en la keynote de enero, su producto estrella de este año, el iPhone, no está nada mal. La carencia de 3G y cámara de vídeo apenas me importan, pues no las utilizo, y una cámara de 3 megapíxels puede ser muy buena si se acompaña de una buena óptica y un buen procesado de la imagen. Me preocupan más otros detalles: la ausencia de teclado, pues no estoy seguro de lo cómodo que será, digan lo que digan; la aparente imposibilidad de manejarlo con una sola mano; la duración de la batería, que a priori me parece escasa, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que quieren que haga (reproducción de vídeo, de audio y conexión WiFi) y el hecho de que la batería sea fija. Esto no me preocupa tanto por la falta de posibilidad de cambiarla (nunca me ha hecho falta y todos mis móviles se han comportado como si la batería estuviese fija) sino por el hecho de no saber donde va la tarjeta SIM. En ninguna de las fotos que he podido ver se aprecia dónde va insertada y, salvo casos excepcionales, en todos los móviles suelen ir debajo de la batería. ¿Estaremos ligados a la compañía que venda el iPhone por no poder cambiarle la tarjeta SIM? Conociendo a Apple, y dado que ni mencionan la posibilidad de comprarlo libre, no me extrañaría nada.

Al igual que con el AppleTV, los detalles negativos hay que tomarlos con precaución, a la espera de que se repartan las primeras unidades y ver las impresiones de los primeros usuarios. De seguro que no han de faltar multitud de fotos y vídeos sobre los desembalajes, e incluso destripando algunos de ellos. Pero a diferencia del AppleTV, el iPhone tiene detalles que me llaman mucho la atención. La comodidad con que se manejan las fotografías, la agenda y su sincronización, navegador y cliente de correo como Dios manda (si le añaden un lector de feeds rss ya será la caña) y, sobre todo, la manejabilidad. Todos, absolutamente todos los móviles que he usado y probado, son incómodos. Uno puede acostumbrarse más o menos, pero siempre han sido incómodos. Si el iPhone cumple lo que promete es posible que incluso le tolere el tener que usarlo a dos manos. Aunque creo que echaré de menos un lápiz como los de las PDAs tradicionales. Aunque dado su precio, creo que voy a tirar durante bastante tiempo con mi Sony-Ericsson K610i (eh, por lo menos lleva una i, el final, en lugar de al principio pero la lleva ;).

Por otro lado, hay que tener en cuenta que tanto el AppleTV como el iPhone son productos 1G con todos los riesgos que eso conlleva; y si no véase el ejemplo del iPod, que no empezó a despegar realmente hasta la 4G o las espectaculares mejoras de las segundas versiones de los MacBook (Pro y no Pro). Es posible que las siguientes generaciones nos deparen sorpresas mucho más agradables, pero para eso hace falta mucha paciencia.

El tercer producto de este año, la remodelada Estación Base AirPort Extreme, viene a rebufo del AppleTV, para que los usuarios de este gadget puedan hacer streaming de vídeo cómodamente y de una manera decente; con los estándares 802.11b y g esto hubiera sido bastante difícil. Una actualización era obligada. De hecho ni siquiera se presentó en la keynote de enero. Apareció sin más en la web de Apple, a la chita callando y sin avisos previos. Además del nuevo diseño (al estilo del MacMini) y el estándar 802.11n, se le habían añadido puertos ethernet extra (ya no era únicamente un router inalámbrico) y ahora se le podía conectar un disco duro al puerto USB, además de una impresora; también se ampliaba el rango de cobertura hasta, teóricamente, 5 veces más. Para mí, que andaba loco buscando la anterior Estación Base (por necesidades estéticas y tecnológicas) era como un regalo venido del cielo. Podéis imaginar mi decepción cuando me enteré de que no tenía módem. Comprar un módem ADSL además de la Estación Base ya no se me hace tan atractivo, más teniendo en cuenta que se pueden buscar otras alternativas. De hecho, ya le he echado el ojo a su hermana pequeña la AirPort Express.

Afortunadamente, la gama de ordenadores sigue teniendo un gran interés. Un Mac mini y un iMac están en mis puntos de mira, el primero como reproductor multimedia, como comentaba antes, y el segundo como ordenador de sobremesa. Y, por supuesto, Leopard está cada vez más cerca.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Mac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: