Inauguración A trancas y barrancas, porque uno es…

Inauguración

A trancas y barrancas, porque uno es un vago redomado, por fin me animo a estrenar este blog. Un blog cuyo nombre proviene de una habitación que había en el chalet de mis abuelos y que, además de ser nuestro dormitorio cuando los visitábamos (lo que era prácticamente todos los fines de semana del año y las vacaciones), era el lugar de reunión de todos los primos cuando llovía y no podíamos estar en el jardín.

El Cuarto Verde suponía un lugar aislado de nuestros mayores en donde jugábamos, leíamos y discutíamos los últimos episodios de Mazinger Z, Heidi, Marco, Orzowey y cualquier otra serie que ocupase las primeras horas de la tarde del sábado y el domingo. Allí conocí mis primeros tebeos: los Pumby, Capitán Trueno y El Cachorro que atesoraba mi tío primero y los Spiderman, Daredevil y demás superhéroes que coleccionaba mi primo después. Incluso, ya más adelante, los 1984 de otro de mis primos, justo a tiempo para presenciar el debate sobre el cambio de nombre. No puedo presumir de haberme iniciado en la lectura en ese cuarto, porque sé que no es cierto, pero sí es cierto que mis primeros libros fueron leídos, al menos parcialmente, entre sus cuatro paredes, tumbado en un sofá que había adosado a la pared y utilizando de respaldo un viejo montacargas que ya no se usaba.

Y también teníamos juegos. Los Reunidos Geyper y un Magia Borrás que llevábamos con nosotros, pero también los que guardaba mi tío de su infancia: El Adivino Mágico, un coche de cuerda que nos asombraba por ser tan inteligente como para retroceder por sí mismo, y un cine. El precursor del Cine Exin, pero rústico. Apenas era una caja negra con unas lentes y una bombilla en su interior entre las cuales se pasaba una ya entonces viejísima película de dibujos a tinta china sobre un papel cebolla enrollado a modo de pergamino.

El Cuarto Verde ya no existe, y gran parte de su contenido se ha perdido para siempre (aunque alegra la pestaña el descubrir que no todo), pero nada impide recuperar parte de su esencia en este blog. Por que así quiero que sea. Un sitio donde discutir sobre películas, tebeos, libros, y donde seguir asombrándome de cualquier cacharrito extraño que, de acuerdo con los tiempos, vaya observando por la red.

Así que más vale que me quite mi natural vagancia y empiece a ponerme manos a la obra, por que si no, esta bitácora va a ir escasa de entradas.

Prometo aplicarme.

Anuncios
Explore posts in the same categories: General

2 comentarios en “Inauguración A trancas y barrancas, porque uno es…”

  1. señor punch Says:

    ..y el rey de los juegos del cuarto verde, unas Tinieblas que aquí reverdecen. Un blog, al fin y al cabo, es una habitación donde conoces gente a ciegas 😉 Bueno, o no tan a ciegas, claro.

  2. El Nota Says:

    ¡joder, sí! Ya casi lo tenía olvidado. Es que tengo el alzheimer descontrolado con tanto polvorón navideño.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: